Todas las publicaciones en Promesas Bíblicas

Un Spa para tu Corazón

(Lucas 1:45) ¡Dichosa tú que has creído, porque lo que el Señor te ha dicho se cumplirá! (Lucas 1:48) Desde ahora me llamarán dichosa todas las generación… Cada vez que leo el Magnificat (cántico de María) mi espíritu es ministrado...

Promesas Bíblicas

(MATEO 5.13-16) “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Vosotros sois la luz del mundo;...