Conexiones de reino para expandir la obra de Dios

En el año 2019, comencé a participar de Expolit. Recuerdo que esa primera vez fui en obediencia al Señor que me mandó a escribir mi primer libro sobre el tema de la paternidad (Señor, que mis hijos te amen). Llevé el manuscrito y comencé a presentarme en aquel «mar de gente», mesas de presentación de productos nuevos, disqueras, artistas, pastores, libreros y distribuidores de toda Iberoamérica; reuniones aquí y allá, entrevistas radiales y televisivas… ¡Impresionante!

Les confieso que, de momento, fue difícil entender todo aquel movimiento vertiginoso de hermanos tratando de presentar sus productos al mundo; pero según fui acostumbrándome, comprendí que a casi todos nosotros nos apasionaba lo que nos había dado Dios y queríamos darlo a conocer a todo el que pudiéramos alcanzar a través de la red de contactos de todo tipo que se desarrolla en Expolit. ¡Qué me iba a imaginar que mi primer libro, presentado entre autores de renombre y muy conocidos internacionalmente, iba a ganarme mi primer Premio SEPA como el Mejor Libro del Año y el Golden Medallion Award!

Mi vida se transformó desde entonces. A partir de ese momento, casas publicadoras querían que escribiera para ellos, los medios de comunicación me abrían espacios para entrevistas, comenzamos a conectarnos con ministros y pastores de muchos países… Si no fuera por Expolit, no hubiera sido posible exponer esa preciada revelación que Dios nos dio para llevarla al Cuerpo de Cristo.

Según pasa el tiempo, Expolit evoluciona. Se abren salones de oración y guerra espiritual durante todo el día, a los que todos los participantes pueden acercarse para refrescarse espiritualmente. Se abren conferencias educativas, donde expositores extraordinarios imparten sus enseñanzas, y foros de ministros para la discusión de temas relevantes para este tiempo. Los medios de comunicación enriquecen sus programas distribuyendo cápsulas maravillosas de mucha gente ungida, llena de la sabiduría de Dios, y los nuevos productos le ofrecen a la Iglesia de Jesucristo recursos valiosos para hacer más eficaz la diseminación de la Palabra de Dios. En un mundo tan cambiante lleno de jóvenes tan demandantes, necesitamos mantenernos al día con los recursos que están disponibles cada año en Expolit.

No conozco otro lugar mejor donde se fortalezcan lazos de amistad y se creen redes de cooperación entre ministros de todo tipo. Es una plataforma de conexiones divinas para la expansión del Reino de Dios. Yo me considero afortunado de haber participado de Expolit todos estos años hasta ahora. Aun cuando no he tenido algo nuevo que publicar, aunque hasta ahora llevo cuatro libros, incluyendo mi más reciente que se publica precisamente en este Expolit 2019, decido ir de todas maneras, pues me edifica, enriquece y me ofrece nuevas oportunidades. Siempre le saco algo nuevo que me añade como líder y ministro.

Expolit es una experiencia, es una bendición, es un lugar de encuentros maravillosos, es una Escuela de Ministros, es refrescante. Creo que todo ministro o iglesia que tenga algo que llevarle al Cuerpo de Cristo debería aprovechar esta oportunidad. Agradezco a Dios por la visión de Expolit, que se ha desarrollado y evolucionado a través del tiempo, porque es cada vez mejor. Felicito a sus directores y administradores por tan excelente trabajo en favor del avance del evangelio en todas las naciones. De seguro que este año Expolit nos traerá nuevas sorpresas innovadoras para la bendición de todos.

¡Anímate! ¡Nos vemos pronto en Expolit 2019!

¡Bendiciones!

 

El pastor Rey Matos es esposo, padre, abuelo, pastor principal del Ministerio Cristiano Catacumba 5 en Añasco, Puerto Rico, y autor de cuatro libros: Señor, que mis hijos te amen, Mujer: El sello de la creación, Cuando el sexo no es suficiente y Cuando la pasión no es suficiente, libro dirigido a pastores y líderes que se lanzará del 8 al 11 de agosto en Expolit 2019.

  • 08.06.2019
  • Actualidad