El cuerpo es templo del Espíritu Santo

Luego de ser diagnosticada con enfermedades de tiroides, vertebras deformadas y lumbalgia desgastada, me sentía una persona totalmente inútil, físicamente no podía valerme por sí sola. Dios tocó mi corazón y me inquietó a no conformarme con esta condición que los médicos ya habían determinado.

Comencé a orar y a buscar la sanidad de Dios en mi vida. En medio de este clamor, el Señor me dio una “revelación” desde su Palabra escrita en 1 Corintios 6:19-20 que dice: “¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual esta en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu los cuales son de Dios”.

Mi situación y el estar en la intimidad con el Señor me llevó a seguir estudiando e investigando mas a profundidad el tema de de la salud. Comencé a prepararme en el Centro Médico Escuela en la Ciudad de Buenos Aires Argentina. Realice un curso de salud y bienestar en la Universidad Argentina de la Empresa con el Licenciado Diego Sivori, Director en Nutrición, poco a poco fui entendiendo que había mucho mas detrás de la frase “Vida Sana”.

Una decisión cambia tu vida

Cambie mis hábitos alimenticios de una manera efectiva, realizando las combinaciones de comidas saludables para mi cuerpo, llegando a bajar 12 kg, es decir 26.45 libras. Entendí que llevar una buena alimentación mejora tu calidad de vida, tomando en cuenta que el cuerpo necesita todos los nutrientes esenciales para un mejor desarrollo. Aprendí a balancear las proteínas, carbohidratos, fibras, entre otros, además ahora tengo el hábito de consumir 2 litros de agua por día, desde el desayuno, almuerzo, merienda, y cena.

Consejos

-No dejar de comer, sino mejorar la alimentación

-Controlar la cantidad de alimentos

-Evitar los 3 blancos (harinas, sal, azúcar)

-Evitar el consumo de gaseosas o jugos en polvo con muchos conservantes

-Tomar agua o jugos de frutas naturales

-Cambiar las frituras por alimentos cocinados al horno

-Consumir alimentos verdes

-Reducir el consumo de carnes rojas y variarlo con pescado y pollo entre semana

-Consultar con un especialista en nutrición si existe alguna duda en cuanto a la alimentación

-No auto medicarse

Lo que hoy en día comparto con muchas personas, no se trata de hacer unas súper dietas, ni algún  diagnóstico, lo que quiero es mostrar mi testimonio. Dios trató con mi vida y ahora quiero ayudar a que otras personas tomen conciencia respecto a la alimentación y su salud. “Somos lo que comemos” es una frase que me gusta. No olvides que nuestro cuerpo tarde o temprano pasará cuentas.

Ministrando vidas

Actualmente soy pastora junto a mi esposo, el también pastor Juan Cruz Vicente, periodista y locutor. Ambos realizamos un programa de radio llamado “Vida Sana”, allí compartimos nuestras experiencias y brindamos consejos sobre la alimentación con basamentos bíblicos, uno de ellos es la Palabra de 1 Corintios 3:16 que dice: “¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a el; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es”.

Con “Vida Sana” entendemos que Dios nos llamo con un propósito claro y es ministrar la vida de muchas personas para que cuiden su alimentación. Hemos viajado por varios países compartiendo nuestro conocimiento en el área de la nutrición. En Ecuador pudimos grabar algunos programas para ABC televisión canal 46 en Guayaquil. Este año ya hemos dado charlas en Estados Unidos, específicamente en Washington, Pensilvania y Arizona.

Les regalo mi canal de YouTube, Juliloparte, donde están cargados algunos vídeos importantes respecto a una buena alimentación para cuidar nuestro cuerpo.

 

Julilo Parte

Pastora y Salmista

Juliloparte@hotmail.com

WhatsApp +541150216131

  • 09.02.2019
  • Testimonios