Google bloqueó anuncios de una editorial relacionados con Jesús y la Biblia

Una editorial luterana ha denunciado públicamente que Google bloqueó anuncios relacionados con el sitio web de la organización. Bruce Kintz de la Concordia Publishing House (CPH) informó que el servicio de publicidad en línea de Google se negó a promover el portal de la CPH y que esto, a su juicio, se debería a causa de la fe que profesan en la página que contiene ítems religiosos.

Según Kintz, la empresa recibió un e-mail por parte de Google, informando que no aceptaría contenido relacionado con el dominio cph.org. Al tiempo que un responsable del sistema de publicidad de Google AdWords fue muy puntual al decir que las referencias a Jesús y la Biblia fueron los motivos por lo que fueron desaprobados los anuncios.

Sin embargo, un portavoz de Google dijo que la empre no cesura organizaciones cristianas pero que para proteger la privacidad del usuario, Google AdWords tiene políticas estrictas que restringen la manera en cómo los anunciantes utilizan los datos y la personalidad que posee la publicación. “Es una batalla difícil pero nuestra misión y nuestros clientes valen la pena. Es por eso que estamos aquí” expreso el director de CPH.

Las reglas de Google dictan que está prohibido el uso de creencia religiosa personal que segmente los usuarios para la publicidad. En el caso de la editorial luterana, los anuncios que fueron bloqueados estaban relacionados con Jesús y propagandas bíblicas con utilización de versículos destacados, por lo cual la sugerencia del representante de Google fue que anunciaran de manera diferente y sin contenido religioso.

Propuesta que fue negada por parte de la CPH, alegando que no sacrificaran sus creencias por cumplir con unos requisitos de publicidad.“Esta creciente hostilidad, hace que nuestra misión de proclamar nuestra fe a través de libros, biblias y todo material que producimos sea aún más importante” declaró Kintz.

Cabe destacar que Google no ha sido el único en bloquear este tipo de publicaciones, ya que Twitter y Facebook han suprimido con anterioridad el alcance de páginas conservadoras y con contenido religioso, además de prohibir la propagación de comerciales religiosos en sus plataformas.

  • 25.04.2018
  • Actualidad