La clave para cultivar una verdadera amistad

A lo largo de nuestra vida conocemos personas que se adhieren a nuestra historia con lazos de amistad. Algunos amigos enriquecen nuestros recuerdos de infancia, otros nos sacan una carcajada al evocar las travesuras en la adolescencia, y están aquellos que se convierten en parte de nuestra vida diaria en el trabajo o en la iglesia.

Pero sin lugar a dudas, los mejores amigos son los “todoterrenos” aquellos que sobreviven a cada etapa, y que sin importar la distancia o el tiempo, se vuelven cómplices de tus aventuras y sueños. ¡Esos son los verdaderos amigos! pero como son tan escasos, debemos darles el valor que se merecen y dedicarles el tiempo y la atención que necesitan para que se fortalezca la relación de amistad.

La Biblia es nuestro manual de instrucciones y está llena de sabios consejos para cultivar una amistad que dure toda la vida:

1.Debes ser un buen amigo: Aquello que siembras, cosechas. Por tanto, si siembras amor y cariño, eso recibirás. Proverbios 18:24 dice: “Con ciertos amigos, no hacen falta enemigos, pero hay otros amigos que valen más que un hermano”. Por eso, si buscamos tener una linda y duradera amistad, primero debemos ser ese buen amigo que anhelamos tener.

2. Debes ser un amigo fiel: La confianza es uno de los principales pilares de toda relación de amistad exitosa y duradera. Es vital que seas una persona confiable para tus amigos y que encuentren en ti a una persona con la cual puedan contar en los buenos y en los malos momentos. Ten presente que para construir una buena base de confianza, es imperativo que seas una persona leal. Así que no compartas las cosas que tus amigos te cuenten en la intimidad. La clave está en Lucas 6:31 “Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes.

3. Cultiva la amistad: No importa los meses o años que pasen sin verse, los verdaderos amigos son los que siempre están ahí y que, cuando los vuelves a ver es como si no hubiera pasado el tiempo entre ustedes. No obstante, aunque la distancia los separe, es importante mantener un contacto regular, ya sea mediante llamadas telefónicas, por las redes sociales, WhatsApp, correo electrónico, etc. Debes demostrarle a tus amigos que te interesas por ellos, que quieres estar informado de todo lo que les pase en su vida, aún cuando haya muchos kilómetros de por medio. Recuerda el consejo de Proverbios 17:17 “El amigo siempre es amigo, y en los tiempos difíciles es más que un hermano”.

4. Demuéstrales tu amor: Cuando una persona es valiosa para ti y es uno de tus mejores amigos, es importante que se lo demuestres con palabras y gestos de cariño. Dile cuanto lo quieres y hazle saber que te bendice su amistad. Te recomiendo leer el libro Los 5 lenguajes del amor, del Dr. Gary Chapman, y descubre cuál es su lenguaje del amor, para que de esta manera puedas expresarle cuánto lo quieres hablando su propio lenguaje, ya sea Palabras de afirmación, Regalos, Actos de servicio, Toque físico o Tiempo de calidad.

5. Pide perdón y acepta el perdón: En el caso de que hayas discutido con alguno de tus mejores amigos, busca la manera de reconciliarte. Deja el orgullo a un lado, y pide perdón si fuiste el culpable o acepta el perdón si fuiste el ofendido. En Proverbios 17:9 el Rey Salomón nos advierte que “El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos”.

6. Ayúdense mutuamente: Dios nos diseño para vivir en comunidad, por tanto la amistad es un regalo maravilloso que Él nos da para que nos acompañemos en los buenos momentos y nos fortalezcamos con palabras de ánimo cuando atravesemos por situaciones que nos causen dolor. Sea cual sea la circunstancia, la meta será apoyarnos mutuamente para convertirnos en nuestra mejor versión. Como dice Proverbios 27:17 “Como el hierro se afila con hierro, así un amigo se afila con su amigo”.

 

Autora: Fayra Castro

  • 14.04.2019
  • Edificación