Más de 5 mil cristianos en Taiwan se reunieron para clamar por un avivamiento

Un gran derramamiento del Espíritu Santo se vivió en Taiwan, específicamente en el coliseo Taipéi Heping, donde fue organizado un evento evangélico que congregó a más de 5 mil cristianos de diferentes partes del mundo para sentir la presencia de Dios. Según los fieles creyentes un avivamiento no se espera, se provoca, y trae consigo un nuevo comienzo de obediencia a Dios.

De esa manera los seguidores de Cristo expresaron haber vivido este revelamiento espiritual en Asia, asegurando que había clamor de oración y adoración en cada rincón del lugar durante los 4 días que duró la reunión, donde se sintió la gloria y presencia del Señor que reposó en los corazones de cada uno de los asistentes. Un eco unánime y lleno de fe espiritual se oía: “¡Oh, Señor, ven a nosotros, llénanos con tu presencia!”

“Las experiencias con Dios son las que marcan al cristiano, y así como Ezequiel tuvo la visión de los huesos secos, yo también la tuve, es por ello que, necesitábamos un despertamiento espiritual en nuestras congregaciones”, mencionó Zhang Zhen Hu, pastor en Taipei, después de dirigir el último día del evento.

Los cristianos expresaron que un nuevo despertar espiritual solo se vive creyendo en Dios, en sus obras y milagros para que los corazones sean restaurados y presenciar el derramamiento del Espíritu Santo, tal como sucedió en Taiwan durante esos días de gloria.

  • 26.04.2018
  • Actualidad