Más que una estructura, nuestra causa

De castillos y tradiciones

Vivo en Terrassa, una población ubicada a unos 24 kms de Barcelona, capital de Cataluña, en España.

Toda esta región, además de ser hermosa por los paisajes espectaculares y las combinaciones de mar y montaña, está llena de cultura, historia y arte. Todo un regalo para los amantes de la arquitectura, la música y las expresiones artísticas.

Personalmente, si hay algo que me encanta de las tradiciones catalanas, son los llamados «Castellers» que es un espectáculo, con más de 200 años de historia, consistente en la formación de torres humanas de varios pisos de altura, acompañada por una banda musical que con instrumentos tradicionales, interpretan música folclórica, antes, durante y después de la actuación castellera.

Esta exhibición de técnica y esfuerzo, no es solamente un espectáculo a la vista, sino que además fijándose en los detalles, deja una gran enseñanza sobre el amor, la fuerza y el resultado del trabajo en equipo, en el que cada pieza es importante.

Dentro del grupo que conforman los «castells», que en catalán significa castillo y es como se llama esta estructura, se encuentran hombres y mujeres, de diferentes complexiones físicas y de todas las edades: Personas fuertes que resisten el peso, ágiles que pueden escalar y pequeños que pueden ir hasta arriba. También hay alguien que desde abajo, no sólo da instrucciones sino que grita dando ánimo y además, está todo el grupo que unido sostiene con sus manos la base del «castell» y los familiares y amigos, que acompañan, animan y apoyan en cada presentación.

Todos y cada uno de ellos, son necesarios para que el último y más liviano de todos, un niño, pueda llegar arriba, levantar la mano en señal de victoria y «coronar el castillo».

La causa

Con todo esto no quiero simplemente animarte a conocer España (que es maravillosa), sino que quiero invitarte a la reflexión sobre lo que hacemos con nuestra vida y nuestros dones en cada grupo al que pertenecemos, partiendo de nuestra familia y pasando por grupos de estudio, trabajo, iglesia o sociedad.

El pueblo de Dios, en unidad, tiene la capacidad, el respaldo, la gracia y las personas necesarias para levantar muros que defienden lo que Dios ha establecido, torres donde Él esté en alto, equipos que extienden sus manos para apoyar y no para impedir, para levantar y no para empujar.

Sin embargo, ¿cuántas veces dejamos pasar oportunidades de levantar la voz por quienes no pueden hacerlo?, ¿cuántas veces nos enfocamos en nuestras propias causas y no trabajamos juntos por LA causa?, y lo más importante, ¿cuántas veces llegamos hasta arriba y nos olvidamos de celebrar la victoria, levantando las manos al cielo?
Doy gracias a Dios por lo que está pasando en medio de Su pueblo, porque cada vez somos más quienes estamos poniendo a disposición nuestros talentos y recursos para levantar estructuras fuertes. Gracias a iniciativas como la de Comunicadoras Hispanas, en donde hay visión de unidad para construir lo que el enemigo ha querido destruir, donde existen mujeres que desde su lugar son capaces de decir con valor #SíALaVida.

Pero aún podemos ser más, porque este mover se extiende a cada rincón donde exista una persona dispuesta a ser influencia y llevar un mensaje. Y esa persona eres tú.

Así que, por favor, hoy mismo en donde estés, con lo que tienes, con lo que sabes y lo que puedes aprender, con la experiencia que te ha dado lo que has vivido y los dones que Dios ha puesto solo en ti, no te quedes quieto. Decide unirte a esta estructura que defiende Su causa. Sé una pieza que ayude a armar Su castell.

Gisella Herazo es una profesional apasionada por la comunicación en todas sus vertientes y por las muchas posibilidades que ésta ofrece para transmitir el mensaje de Jesús de forma efectiva. En su labor en los medios de comunicación, ha sido Coordinadora General de Canaan Channel en Barranquilla, Colombia, productora externa para el programa Club700Hoy de CBN, coordinadora de eventos con ministerios internacionales, relacionista pública, entre otros. Actualmente reside en Barcelona, desde donde gestiona su propia empresa, la Agencia de Comunicación Arte y Expresión.

  • 18.12.2018
  • Edificación