¿Necesito vivir para Dios?

Al tercer día, Dios levantó a su Hijo de la muerte. Por su resurrección, la muerte fue vencida para siempre. Al regresar a la vida, él comprobó que es el Hijo de Dios. Él vive hoy y puedes conocerle.
Dios anhela que le reconcilies con Él. Jesús quiere entrar a tu vida, perdonar tus pecados y darte vida eterna. Si escuchas hoy su voz, puedes orar así:

“Jesús, creo que eres el Hijo de Dios. Creo que moriste por mis pecados. Por favor, perdóname. Entra en mi corazón. Creo que resucitaste de los muertos y que vives hoy. Te acepto como mi Señor y Salvador. Quiero seguirte, Amén”.

¡Felicidades! Invitaste a Dios a tu corazón! Los siguientes puntos te ayudarán a crecer en tu fe:
1. Habla con Dios cada día, mediante la oración.

2. Lee la Biblia cada día para conocer más a Dios.

3. Busca una congregación para aprender más de Jesús.

4. Comparte habla de tu experiencia con otros.