Plataforma poderosa para impulsar ministerios

En el año 2001, llegué a Expolit a mirar qué era eso que tanto me habían recomendado. Llegué pensando que tal vez encontraría libros y música, o a lo mejor alguna compañía que se interesara en nuestro programa de radio o con la que pudiésemos colaborar. ¡Cuán grande fue mi sorpresa al encontrar tanta gente de Latinoamérica y el mundo que tenían el mismo deseo y la misma pasión por alcanzar personas para Cristo! Por supuesto, cada uno con su plan diferente y preciosamente complicado.

Cuando llegamos mi pastor Jacobo Ramos y yo, encontramos decenas de talleres, todos interesantes e importantes. ¡Talleres con nombres que solo había escuchado en la radio! Nos dividimos los talleres para tomar la mayor cantidad posible, ¡entre ambos tomamos unos veinte talleres! Aprendimos de iglecrecimiento, páginas web, radio, vídeo, producción musical… tomamos todos los talleres de ventas, de presentaciones de libros y música, de nuevas Biblias, y mucho más. Regresé a casa con dos maletas llenas de libros, folletos, manuales, CD, artículos promocionales y mil cosas más.

Ya habíamos separado la fecha del próximo año y, para nuestra sorpresa, cuando llegamos, ¡no se parecía en nada al año anterior! Todo había cambiado. Había nuevos suplidores y marcas de productos, nuevas personas… ¡todo se renovaba! Incluso, las sorpresas eran cada año más impresionantes. Vimos conciertos, exhibiciones de equipos electrónicos, ¡y hasta conseguimos en un Expolit un plan de jubilación para los pastores de nuestra iglesia!

¡Qué impresionante era Expolit!

En el año 2004, el pastor Jacobo grabó un demo de su música, y por estar a su lado durante el proceso, me tocó ser el «manager». Así que fui con él a Expolit una vez más, pero ahora a explorar una nueva faceta. No teníamos idea de qué pasaría. Llevamos el demo en CD, lo entregamos a todas las disqueras, conocimos otro aspecto de Expolit y nos fuimos satisfechos, pero sin aparentes resultados.

Lanzamos la producción por nuestra cuenta y comenzamos a sonar en la radio de Puerto Rico, usando los servicios de alguien que conocimos… ¡en Expolit! El próximo año llegamos a Expolit con nuestro CD y comenzamos a hacer entrevistas con los medios, las radios, las revistas… y más tarde, ese año, ¡comenzaron las llamadas internacionales para invitar a Jacobo a otros países! Teníamos un contrato de distribución con una disquera de PR que conocimos… ¿dónde más? ¡En Expolit!

Varios meses después, un ejecutivo de una disquera muy importante a la que le dejamos un CD del demo, nos llamó y nos dijo: «Estaba revisando los CD del año pasado en Expolit y encontré un demo de Jacobo. ¿Todavía les interesa tener un contrato discográfico?». ¡Estábamos sorprendidos y agradecidos! Unas semanas más tarde, nos reunimos, y luego de varias negociaciones (donde consultamos con gente que conocimos en Expolit), se logró el contrato.

Al año siguiente asistí con mi pastor principal, Rey Matos, para presentar su libro: Señor, que mis hijos te amen. Nadie nos conocía, así que me paré en el medio de un pasillo a presentárselo a la gente. El pastor Rey me miraba con una cara de «¿Qué tú haces?», y yo le decía: «Tenga confianza, que pronto va a pasar la persona indicada».

Al parecer, no logramos gran cosa, pero entre los que estaban allí había varias personas de la radio y de las editoriales. Para hacer el cuento corto, nos dedicamos a trabajar ese año en Puerto Rico, y al próximo año, conseguimos distribución y un contrato editorial que lanzó ese libro al mundo y que, después, ha abierto paso para lanzar varios más.

Estoy completamente convencido de que Expolit es una estrategia de Dios dada a los ministros para llevar los sueños ministeriales que Dios ha puesto en sus corazones, sea cuales sean, a tocar las vidas de gente en el mundo entero.

Expolit es el único punto de encuentro donde medios de comunicación, ministerios, comunicadores, productores musicales, expertos en tecnología y sonido, casas publicadoras de libros y música, influencers, recursos, empresas y marcas de toda Iberoamérica, que están relacionados a la iglesia y a la industria cristiana, convergen para conectarse y equipar a la nueva generación en música, literatura, tecnología, liderazgo, familia, espiritualidad, teología, crecimiento ministerial, emprendimiento, creatividad y mucho más.

Expolit ha sido clave en que el mundo conozca a Jacobo Ramos, Rey Matos y otros ministros que a través de los años confiaron en nuestro criterio para soñar más allá de los límites territoriales de nuestra isla, Puerto Rico, y creyeron que debíamos hacer que su mensaje llegara hasta el fin del mundo.

Si Dios te ha llamado y has estado esperando, este es tu tiempo, es tu momento, y Expolit puede ser el eslabón que falta entre tu ministerio y el mundo. Aprovecha todos los recursos en un mismo lugar… ¡y lánzate! ¡Camina por encima del agua! Solo asegúrate de que Dios sea el que te llamó, y nada podrá detenerte.

 

Héctor L. Blancovitch (Pastor Blanco) durante dieciocho años dirigió Creative Minds Agency, una agencia cuyo trabajo es abrir puertas a nuevos ministros en Expolit. En la actualidad, es Pastor Ejecutivo en Catacumba 5, en Añasco, Puerto Rico, y además ayuda a personas y empresas a planificar su futuro financiero como Investment Advisor Representative con Primerica Advisors.

 

  • 07.06.2019
  • Actualidad