Un sueño que tardó ocho años, llamado Expolit

Al sentarme a escribir estas líneas, llegan a mi mente historias y recuerdos de los últimos ocho años, unas más alentadoras que otras, pero todas parten de la historia de un maravilloso sueño como comunicadora social, llamado Expolit.

A los 17 años, tenía una duda acerca de qué profesión iba a escoger, me encontraba en medio de dos aguas que me apasionaban desde niña: la comunicación y la música. Recuerdo que a mis 15 años comencé a ver por el Canal Enlace TV, un evento que realizaban en Miami, Florida, llamado Expolit. Esta transmisión era mi cita anual, observaba los conciertos, los pabellones de exposición, y las entrevistas a autores y cantantes que, desde los 9 años, admiraba, escuchaba y seguía.

Me tracé una meta: algún día estaré a Miami, siendo parte de Expolit, ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Con quién?, de eso se encargaría Dios, así como ha provocado cada milagro en mi vida, sobrepasando mis expectativas y cumpliendo cada anhelo de mi corazón, por mínimo que sea. ¡Ese es mi Dios!

A los 17 años ingresé a la universidad a estudiar Comunicación Social y Periodismo, la mejor decisión que pude haber tomado. Con 18 años, empecé siendo Corresponsal para Colombia de Enlace Musical (Chile) y Altar 7 (Estados Unidos), haciendo lo que en ese momento más me apasionaba, periodismo cultural al interior de la escena artística cristiana. En cuarto semestre comencé también a estudiar música. ¡Se cumplieron mis anhelos!

El sueño de asistir a una versión de Expolit y ojalá en mi rol de periodista, seguía latiendo, aunque no sabía cuándo, ni cómo sucedería, yo seguía año tras año viendo el evento hasta que el milagro llegó sin hacer nada distinto a prepararme y orar.

En el año 2011, recibí un mensaje privado en Facebook, se trataba de Fayra Castro, CEO del Premio Águila y fundadora de El Mensaje Comunicaciones, agencia de relaciones públicas de Expolit. Me escribía porque había leído mis artículos y crónicas en varios portales internacionales y luego de analizarlos y estudiar varias propuestas de escritores colombianos cristianos, me había seleccionado para ser parte de su equipo y viajar a Expolit.

Adriana Ardila

Cuando Dios está en el asunto, él mismo se encarga de conectarte con las personas correctas, de acortar los tiempos y de cumplir ese sueño más allá de lo que podemos imaginar. No lo podía creer en mi humanidad, pero en mi corazón, sabía que se trataba de la voluntad buena, agradable y perfecta de mi buen Dios.

El proceso no fue fácil, ese mismo año tramité mi visa a los Estados Unidos, pero fue negada, así que trabajé desde Colombia y luego de dos años escuché la frase: ‘Bienvenida a los Estados Unidos, su visa fue aprobada’.

En mayo del 2013 llegué a Expolit como integrante de El Mensaje Comunicaciones, por fin, 11 años después, el sueño se había hecho realidad, gracias a un ángel llamado Fayra Castro, una mujer admirable, trabajadora, noble y maestra, una mujer que, hasta el día de hoy, sigue guiándome, enseñándome con su gran corazón y me reta a ser mejor en todo, su integridad marcó mi vida.

En el año 2014 mi vida profesional tuvo un giro, inicié trabajo en la comunicación política, teniendo el privilegio de trabajar en el Parlamento Andino, el Concejo de Bogotá, el Congreso de la República, la Alcaldía Mayor de Bogotá, el Gobierno Nacional y en campañas políticas. Me especialicé haciendo maestría en comunicación política con énfasis en políticas públicas, y si duda, me apasioné por la comunicación gubernamental.

La edición 2019 de Expolit es más especial porque tendré el honor de participar y moderar el panel ‘cristianos en la política: fe y acción para un destino responsable’, en el cuál, destacados ministros de comunicación, política y gobierno, analizarán el papel de los creyentes en el ámbito gubernamental, su influencia comunitaria y la responsabilidad de la participación ciudadana; exponiendo, a la luz de las escrituras, los desafíos ideológicos y éticos de la sociedad contemporánea. La cita será el viernes 9 de agosto a las 5:45 p.m., en el salón MACC 202 del Miami Airport Convention Center, allí seguiremos hablando sobre cómo Dios cumple sueños. ¡Él es fiel

 

Autora: Adriana Ardila

  • 14.08.2019
  • Artículos de Interés