El verdadero amor espera

Tenía 9 años, cuando aprendí a conocer a Dios y a los 14 fui bautizada, fue el evento más hermoso de mi vida y después de muchos años, otro episodio hermoso fue el de mi boda. Cuando pude obsequiar lo más valioso que una mujer puede entregarle a un hombre su pureza.
.
En medio de tanta presión social, y de grupos en diferentes áreas. Nadie tomará la decisión de vivir en santidad para Dios, más que tú misma.

Entonces, me considero no santa, pero alguien que persigue hacerlo, no con mis fuerzas sino con las fuerzas de Dios.

Yo sé que se puede, Él lo dejó escrito en su Palabra. (1 Pedro 1:16)

Yo he cometido errores, me he caído y me he levantado, en medio de cada paso de mi vida veo como Dios por medio de Jesús sigue mostrándome el camino, un camino correcto, un camino de excelencia. Tú puedes hoy, cambiar el rumbo de tu vida, tu puedes hoy elegir el camino correcto. El camino hacia la pureza. Sencillamente no vuelvas hacer lo mismo, date la oportunidad de ser cambiada por Dios, por Jesús. Él sí que es el único que puede darte la posibilidad de comenzar de nuevo.

Autora: Johanni Reyes / Comunicadoras Hispanas

  • 09.02.2019
  • Artículos de Interés