Vivir en Comunidad

Hoy por hoy para nadie es una sorpresa cuanto campo ha ganado la tecnología en el mundo. Poco a poco nos hemos hecho muy dependientes de ella. Y definitivamente la tecnología es una herramienta muy valiosa y que abre muchas puertas de oportunidades. Yo soy una de las personas que sacan ventaja de ella. Como locutora de radio transmito desde que me mude a Houston Tx hace 8 años desde la comodidad de mi hogar para la estación que está en El Paso Tx, escuchándose tan claro que pareciese que estoy en cabina, y obviamente la señal de radio y de internet hacen que miles y miles de personas en el mundo lo escuchen. Sin embargo encuentro una gran desventaja… la soledad. No me rodeo de compañeros de trabajo o radioescuchas que nos visitan.
Quienes me conocen muy bien, saben que no me gustan para nada los robots que están incluyendo en muchos ámbitos. Me disgusta pensar que quitarán muchas fuentes de trabajo a personas que limpian casas, secretarias, empleados en supermercados, entre otros. Pero otra cosa que me alarma es que cada vez más nos acostumbramos a interactuar con máquinas en lugar de personas.

Cuando Dios nos creo supo que era importante no estar solos, “no es bueno que el hombre esté solo, le hare ayuda idónea” Génesis 2:18 Así diseño la familia y el vivir en comunidad. Sin embargo cada día nos aislamos mas, nos hacemos mas solitarios y aun cuando tenemos personas frente a nosotros nos parece mas fácil interactuar a través de las redes sociales que con quienes están frente a nosotros.

Rocio Madrid

No es bueno estar solos por mucho tiempo, aunque se disfrute algunas veces. Necesitamos interactuar con personas reales mas que con la inteligencia artificial. Practicar la amabilidad, respeto, la tolerancia, paciencia, la habilidad de comunicar mensajes de amor y esperanza a otros asi como , adquirir sabiduría de quienes tienen mas experiencia que nosotros.

Dios nos habla de desarrollar el Fruto del espíritu: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza. Gálatas 5:22 Sin embargo para desarrollar todo ello necesitamos pasar tiempo en la presencia de Dios y relacionarnos con los demás para ponerlo en practica. Es verdad que algunas veces resulta muy complicado y hasta desgastante la interacción con algunas personas y por eso surgió la frase “Mas vale solo que mal acompañado” En definitiva es esencial seleccionar a las personas que queremos cerca nuestro. Personas que nos edifiquen e impulsen hacia lo correcto, que sean buenas influencias a nuestra mente y corazón.
Jesús es un maravilloso ejemplo de relaciones interpersonales. Asistía a reuniones públicas, platicaba y aceptaba invitaciones a casa de algunas personas que otros rechazaban, dejaba que los niños se acercaran el y desde luego formo un grupo de compañeros muy cercanos a quienes capacito e influyo para seguir cumpliendo su misión. Sin embargo aun en ese grupo había alguien con características de avaricia y traición y aun así Jesús lo amo, lo incluyo y le dio la oportunidad de disfrutar de su compañía.

Disfrutemos la bendición que representa el rodearnos de personas aunque sean muy distintas a nosotros. No te aísles rodéate de personas que te enriquezcan, alegren, inspiren a luchar por tus sueños y principalmente a buscar y seguir a Dios. Algunos han optado por aislarse porque alguien les ha lastimado y como manera de escudo deciden tener el menor de los contactos posibles con otras personas. No cometas este error. Te sorprenderás de las cosas maravillosas que disfrutaras al abrir tu corazón a personas correctas.

Expolit es tu punto de encuentro y es una de esas oportunidades de conocer personas con tus mismos intereses y retos. Algunos que podrán compartirte conocimiento por sus experiencias, otros que quizá necesiten tu orientación. Yo he conocido en los años en que he estado en Expolit a varias personas con quienes he hecho amistad, he aprendido de sus ministerios, como lo desarrollan y también yo misma he podido orientar a otros.

Dios nos dio la capacidad y el privilegio de interactuar con otros y hacer comunidad en donde Dios sea honrado con nuestra manera de conducirnos, aprovechemos esa oportunidad tan maravillosa y abstengámonos de vivir aislados mientras así podemos hacerlo.

 

Autora: Rocio Madrid

  • 14.08.2019
  • Artículos de Interés