¿Es posible transformar una nacion?

Alguna vez se ha preguntado si es posible convertir barro en oro? Usted dirá pero que pregunta más tonta, esto es imposible! Y tal vez usted tenga razón. Sin embargo déjeme hacerle otra consulta. Es posible convertir una nación y transformarla completamente? Es muy probable que usted sea de la misma opinión en cuanto a la primera pregunta.

Ahora, que tal si le preguntaría si es posible convertir agua en vino? Esta vez usted dirá claro que si es un hecho, Jesús lo hizo! De modo que uno podría razonar que si esto es posible entonces….también se podría transformar barro en oro y porque no toda una nación. Usted qué opina?

El término ‘transformación’ en el griego contiene dos palabras meta-morfo: meta significa cambio y morfo implica forma. Transformación de nuestras naciones y continente empieza por el meta-morfo personal. Tiene que empezar por nosotros siendo diligentes en nunca perder la postura de aprendizaje. Mi oración tiene que ser: “Dios quiero aprender algo nuevo todos los días de mi vida y por favor empieza hoy mismo.” El meta-morfo tiene que afectar mi entendimiento hasta que tenga la mente de Cristo (Romanos 12:2)

Recientemente una encuesta realizada en una ciudad de nuestro continente de personas que no asisten a una iglesia revelo que el 74% piensa que las iglesias no aportan valores a la sociedad. El 30% dijo que la iglesia no tiene relevancia ni respuestas para nuestros días. En otras palabras viviríamos mejor sin iglesias, al menos iglesias que son percibidas de esta manera por la sociedad.

Por ello para lograr la transformación y el cambio de una nación es imperativo cambiar la imagen que el mundo tiene de nosotros los cristianos, la iglesia de Jesucristo. Con el riesgo de que usted me tilde de ‘preguntón’ déjeme hacerle otra pregunta. Por qué razón muchas de nuestras iglesias no son atractivas de tal modo que una persona al pasar sea succionada hacia adentro? O mejor aún, personas que escuchen o vean nuestros medios digan no cambiaré de emisora o canal, me gusta lo que escucho y veo.

Permítame ofrecerle una respuesta con esta analogía que escuche el otro día y le pediré disculpas si esto le ofende. Se ha dicho que los cristianos somos muy parecidos al abono o estiércol. Si se nos esparce hacemos mucho bien, pero si solamente estamos amontonados olemos mal. Creo que en cierto modo esto refleja en parte porque nuestras iglesias o medios no huelen bien y no son atractivas.

Es muy probable que muchos de nosotros aun estemos sirviéndonos a nosotros mismos haciendo caso omiso a lo que Jesús dijo: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” (Mateo 5.16). Transformación tiene que ocurrir en nuestra mentalidad de las cuatro paredes, es más un problema de software que de hardware.

Por otro lado para lograr transformar esta imagen de nuestras iglesias y medios tenemos que  conocer a nuestra generación. La generación presente está deseosa de conocer la alternativa que nosotros los cristianos conocemos y tenemos que proveer. Solo falta que nos esforcemos por acercarnos a nuestra generación, conocerlos y servirlos, y que se diga exactamente lo que se dijo de David en Hechos: “A la verdad David, habiendo servido a su propia generación según la voluntad de Dios, durmió” (Hechos 13.36).

Finalmente, y más importante aún para lograr transformación tenemos que comprender que cambio y transformación solo puede suceder si hay una búsqueda genuina de Dios, y una predisposición de someterse a la agenda de su Espíritu Santo. Sin fe nadie puede agradarle a Dios. Sin unidad de cuerpo nunca lograremos transformar nuestra nación. Sin un compromiso de ser relevantes y prácticos, saliendo de nuestras cuatro paredes, transformación solo quedara como un buen deseo. ¿Si la transformación del agua en vino fue posible, no cree usted que la transformación de una nación también sea posible?

Le invito para participar del próximo congreso de COICOM 2019 que será en San Salvador, El Salvador del 7 al 9 de noviembre donde estaremos analizando la “Ventana hacia la Generación Digital” para ser más estratégicos y relevantes hacia la transformación integral de Iberoamérica.

 

Por Arnold Enns

Presidente COICOM

 

  • 23.10.2019
  • Eventos