Iglesia de Dios Región Sureste Hispana

El Ministerio de la Mujer es el  mas importante de la región, ha tenido un desarrollo y crecimiento notable.  Comenzamos celebrando una actividad en un campamento y a causa del crecimiento hemos tenido que movernos a un hotel para poder acomodar el número de participantes que se dan cita todos los años.  Recibimos damas de diferentes estados y países de Latinoamérica lo cual ha cambiado nuestro congreso a uno Internacional.   El Ministerio de la Mujer es el eje que mueve la iglesia y nuestra región.  Nuestras damas están siendo capacitadas, fortalecidas, empoderadas y nutridas espiritualmente para que puedan desarrollarse tanto emocional como espiritualmente.

El propósito es que ellas sean fortalecidas para que puedan trabajar por su familia, iglesia, comunidad.  Participamos de actividades en las iglesias locales, de distrito, pre congresos y el congreso territorial.  Es un ministerio el cual se mantiene activo todo el año.  Todas estas actividades se elaboran con la finalidad de que puedan desarrollarse aún más y alcanzar el nivel por el cual han sido llamadas, que el propósito de Dios sea cumplido en sus vidas.  A través de todas estas actividades hemos visto como nuestras damas se desarrollan y alcanzan metas que jamás pensaron que fueran capaces de alcanzar.

Constantemente, estamos recibiendo testimonios que certifican que vamos por buen camino.  Este trabajo es en conjunto.  Nuestras líderes y damas han entrado en la visión y nuestros pastores han entendido que es importante motivarlas a que se envuelvan en el trabajo del Ministerio de la Mujer pues han podido ver como sus iglesias han crecido y como las actividades han tomado otra dinámica y desarrollo en cuanto a programación, contenido y resultados.  Las actividades son variadas, tales como:  conferencias, congresos locales, salidas ente pastoras para confraternizar, pasadías de iglesias, distritos, talleres de salud, retiros en las iglesias locales y sector, vigilias.  Hemos visto un avance en la proliferación de actividades dedicadas a la mujer dando énfasis a sus necesidades tanto espirituales como personales.  La preparación de las actividades de altura y contenido ha sido uno de los logros obtenidos.  No son solo un culto sino una reunión para capacitarnos y recibir herramientas para nuestro enriquecimiento.  Queremos continuar alcanzando más damas y que puedan participar en dichas actividades.

Nuestra región posee un potencial extraordinario de mujeres creativas, talentosas, dinámicas que pueden desarrollarse aún más para beneficio del Reino, por eso queremos trabajar para continuar haciendo actividades de excelencia.

Mi sueño es ver un ministerio aún más fuerte, con actividades que enriquezcan a nuestras damas durante todo el año. Quiero que nos fortalezcamos de tal forma que podamos dejar un legado para las próximas generaciones que se levantan pasando el batón con herramientas enriquecedoras para nuestros jóvenes.  Queremos un congreso territorial más asistido que continúen llegando aún más participantes de otros países de Latinoamérica.  Queremos ver más milagros, transformaciones y empoderamiento en nuestras damas.

Nuestro territorio cuenta con excelentes predicadoras que constantemente son invitadas a predicar en otras regiones y otros países.  Queremos que hayan  más recursos que puedan desarrollarse para llevar a otras el testimonio de lo Dios hizo en sus vidas y como fueron cambiadas al aceptar el llamado que Dios les hizo.

Nuestro sueño es ver mujeres que puedan testificar que cuando Dios te llama, te capacita y te prepara.  No estoy hablando de que todas serán predicadoras, estoy hablando de mujeres que impacten su familia, comunidad, iglesia y lugar de trabajo.  Mujeres que modelen a Jesús y cuando hablen con otros sus vidas huelan a Jesús.

Mujeres capaces de cambiar al mundo con su ejemplo y con la palabra que Dios ha puesto.  Mujeres de testimonios contundentes de lo que Dios, porque la época de los milagros no ha pasado.

Querida hermana, si todavía no te decides a salir de la banca de tu iglesia, te invito a que tomes una decisión hoy y le des la oportunidad al Señor de que haga contigo algo diferente, que te cambie, que te desarrolle y que cumpla su propósito en ti. Únete al ministerio de la mujer, necesitamos damas que se atrevan a decir si al Señor.  Dile al Señor, heme aquí estoy lista para que me uses como tu quieras.  Quiero ser parte del Ministerio de la mujer del territorio y ser capacitada para que tu propósito se cumpla en mí.

Pastora Betzaida Marcial

 

Publicaciones relacionadas