La clave para tener una vida exitosa

Emprender mi propio negocio fue una gran bendición, pero a la vez se convirtió en un gran desafío. Por eso constantemente estoy buscando nuevas formas y sistemas que me permitan cumplir con mis responsabilidades en el hogar sin renunciar a mis aspiraciones profesionales.

La verdad no es tarea fácil. Por eso hay muchas mujeres exitosas en sus trabajos pero con hogares o la salud en quiebra. Y viceversa; hogares hermosos donde las mujeres guardan con tristeza sus sueños en el baúl de los recuerdos.

Para desarrollar ambas labores con éxito, te compartiré una de las estrategias que me ha ayudado en esta maravillosa jornada. Ten en cuenta que utilizo la palabra jornada porque el éxito no es un destino al cual llegas, sino que el verdadero éxito radica en vivir cada día de acuerdo al propósito que Dios te dio.

Entender esto es muy importante, porque a veces los sueños nos transportan al futuro, y el problema es que si vivimos nuestras vidas enfocados en el lugar donde queremos llegar, podemos perder de vista lo que estamos viviendo hoy.

Por ejemplo, si tu propósito como madre es que tus hijos te recuerden como una mamá dedicada y cariñosa, serás exitosa cada vez que asistas a sus actividades del colegio, torneos deportivos y estés presente en sus celebraciones especiales. ¿Te das cuenta? El éxito no es un destino, es una jornada.

Por eso, nada será más importante que conocer tu propósito, porque de allí parte todo. Es la columna vertebral de la cual dependemos para tomar decisiones, trazarnos metas y alcanzar sueños que sean congruentes con nuestra razón de ser.

Yo creo fielmente que cada persona fue creada a propósito con un propósito. Y nuestra responsabilidad y mayor gozo será descubrirlo. Cuando lo logras, el éxito vendrá como consecuencia de vivir cada día haciendo lo que que apasiona y que fuiste destinado a ser.

El futuro lo creas hoy, un día a la vez

No hay secretos. La clave del éxito está determinada por tu agenda diaria… esas pequeñas cosas que haces todos los días.

Entonces, si lo que hacemos a diario determina en quién nos convertiremos, es vital que revisemos nuestra agenda para identificar las actividades incorrectas que puedan estar saboteando el cumplimiento de nuestro sueño.

Así que de la misma manera que es recomendable revisar el extracto del banco para identificar en qué gastamos el dinero, será beneficioso hacer un reporte de las actividades diarias que realizas para evaluar la manera en que estás gastando las 24 horas del día.

Para ser un buen mayordomo de tu tiempo, necesitas hacer un reporte donde documentes tu rutina de la mañana y las actividades que haces antes de dormir. ¿Por qué? Porque no podemos mejorar aquello que no podemos ver.

Crea una rutina

Una vez que hayas escrito todo lo que haces durante el día, analiza y organiza tu rutina diaria.

El trabajo es sencillo: mantén en tu lista las cosas buenas que te acercan a tu meta, elimina los malos hábitos, y finalmente identifica qué te está faltando y agrégalo a tu agenda. Recuerda, que son las pequeñas cosas que hacemos a diario lo que determinan el éxito en nuestra vida.

Tener una rutina al despertar te ayudará a empezar tu día enfocado, con la mente clara y un plan establecido. De igual manera, tener una rutina para dormir te permite terminar tu día con la satisfacción por haber invertido tu tiempo realizando las tareas que te ayudarán avanzar hacia la meta que hayas trazado.

No subestimes el precioso tiempo que tienes hoy. Tus acciones diarias determinan el éxito en tu vida personal, familiar y laborar. Así que prueba y experimenta con nuevos hábitos hasta que veas los resultados deseados.

Empieza poco a poco, tal como aconseja San Francisco de Asis: “Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible”.

Por Fayra Castro
Comunicadora Social y Periodista. Es fundadora de El Mensaje Comunicaciones, una agencia de relaciones públicas, y el Premio Águila, el primer y único reconocimiento internacional para medios de comunicación con enfoque cristiano. Es también conferencista y co-autora del libro «Emprendedores».

  • 23.10.2019
  • Consejería