Nuestro 19 Aniversario

Hoy quiero nuevamente dar mil gracias a mi amado Salvador Jesucristo por su grande amor y su infinita misericordia. Gracias también a mi amada familia, a mi esposa amada, a mis hijos queridos, a mis hermosos nietos, y a mis yernos queridos. Tengo también que dar muchas gracias a mi amada y extraordinaria Iglesia Príncipe de Paz.

Realmente forman una parte sumamente importante en toda esta hermosa jornada de gracia, favor y plena Bendición del Todopoderoso sobre nuestras vidas.

Estar celebrando cada uno de estos años me llena de un alto sentido de agradecimiento al Dios que me llamó a este santo y hermoso ministerio. Tengo que expresar a mi Dios cuan privilegiado me siento de que le haya Plácido a Él, no sólo salvarme; sino también darme una asignación tan especial como lo es el Pastorado.

Tengo que hacer notorio que cada momento, etapa o temporada de estos 19 años he sentido el acompañamiento de mi familia, mi iglesia, y sobre todo del Dios que me llamó.

Ha sido placentero observar como aún en tiempos de incertidumbre hemos podido experimentar el cuidado de Dios manifestado en diversas formas operando siempre a favor de nosotros.

Y sorprendiéndonos una y otra vez cuando más lo hemos necesitado, el apoyo del cielo nunca se ha hecho esperar, ha llegado siempre «A Tiempo», a Dios sea la gloria. Tal como el Señor nos prometió cuando llegamos a Port Saint Lucie; Él ha hecho Proezas en medio de Príncipe de Paz. Mi boca tiene que estar llena de Alabanzas para mi gran Dios porque El realmente ha sido «Fiel» en Todo. Ayúdenme a celebrar que Dios siempre cumple sus promesas… siiiiii … El es Dios que nunca falla. Hoy le quiero reconocer públicamente porque sus bendiciones seguirán siendo derramadas sobre toda nuestra iglesia hoy, mañana y siempre.

Hoy somos una iglesia «Multisitios» una iglesia en crecimiento, una iglesia donde dirige el Espíritu Santo de Dios. Somos conforme con lo que tenemos, pero nunca Conformistas: vamos por más en el nombre de Jesús, seguiremos haciendo lo máximo para Ensanchar el Reino de Cristo aquí en la tierra. La iglesia tiene que seguir creciendo, para eso vino Cristo para salvar al pecador.

Estamos listos para seguir avanzando dentro del diseño de Dios para nosotros como parte de su iglesia aquí en la tierra, a Dios sea la Gloria y la honra por cada victoria obtenida en La Iglesia de Dios Príncipe de Paz en estos diecinueve años.

Obispo Eduardo Ureña

Publicaciones relacionadas